Categories El Bolsón

Weretilneck ataca la libertad de expresión y logra que todos se unan para rechazarlo


En pocos temas pueden estar de acuerdo dos periodistas tan distantes en su pensamiento como Alicia Miller y Santiago Rey. Sin embargo, Alberto Weretilneck dio con el hechizo justo para lograr unirlos.

Lo de Weretilneck no fue magia ni brujería, sino una de las actitudes más repudiables que puede tener un gobernante: atacar la libertad de expresión y valerse de la caja oficial para apretar a medios y periodistas. Algo que no sólo logra unir en el repudio a Miller y Rey, sino que nos pone de acuerdo a casi todos los que creemos en que opinar lo que se nos canta es la base del estilo de vida que queremos. Algo que, incluso, logra poner de acuerdo a los empresarios de los medios y a nosotros, simples trabajadores de ellos.
En una nota publicada en el sitio Confluencia Digital, Alicia Miller, excolumnista del diario Río Negro habló de una “grave extorsión” del gobernador hacia ese medio y atribuyó la drástica reducción del presupuesto oficial para el IUPA a una represalia por una serie de artículos críticos que publicó el matutino con sede en Roca y proyección provincial.

En algunos párrafos salientes, la nota de Miller señala que “el diario (Río Negro) publicó, el 4 de febrero, un artículo firmado por Ítalo Pisani revelando que una joven de 19 años de Cipolletti denunció al legislador oficialista de Juntos Somos Río Negro Rubén López de haberle proporcionado un narcótico y haberla violado después de que ella y su prima trabajaran como mozas en una peña de Boca realizada en el salón de eventos de la exesposa de López en Fernández Oro.

“El pasado domingo 12, un informe del suplemento económico Pulso firmado por el periodista Javier Lojo brindó detalles del déficit del Estado provincial y atribuyó gran parte de la problemática al despilfarro de gastos por parte del gobernador Alberto Weretilneck, a través de la incorporación de grandes cantidades de empleados públicos y de aportes a entidades civiles, muchas de ellas ligadas al oficialismo.

“Ese mismo domingo, el gobernador envió un correo electrónico a Lojo reprochándole el artículo con duros términos, adjudicando al periodista intenciones políticas de perjudicar al gobierno. Y, después de mediodía, una información gubernamental de Prensa dio cuenta de un decreto –firmado ese mismo día- que reducía a la mitad el aporte de casi 140 millones de pesos asignado en el Presupuesto de Río Negro al IUPA, el Instituto de Artes creado por el fallecido Norberto “Tilo” Rajneri, padre de quien desde hace dos años es la máxima autoridad del diario “Río Negro”.
El periodista barilochense Santiago Rey eligió una línea editorial completamente distinta y recordó lo que para él fue una complicidad del diario con la gestión a partir de un generoso otorgamiento de la pauta oficial. Pero coincidió en calificar como “extorsión publicitaria” a la conducta del gobernador Weretilneck.
“El medio se prepara ahora para jugar el papel de la victimización. Pero no habrá que comerse la curva. En un año electoral, las alianzas políticas y de negocios se reacomodan. En general, los sectores más poderosos terminan fusionando sus intereses. El tiempo dirá si esa premisa vuelve a repetirse en Río Negro”, opina Rey. Para él, esta agresión es parte de un ritual de apareamiento.
Sin embargo, hay quienes recuerdan que fue precisamente el diario Río Negro el que puso sobre el tapete la discusión sobre el otorgamiento de pauta oficial, cuando denunció y llevó hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación al exgobernador neuquino Jorge Sobisch por haber intentado lo mismo que insinúa hoy Weretilneck. 
Complicado en las finanzas, con un horizonte incierto en cuanto a paritarias, con su imagen pública comenzando a sufrir deterioro, sin una estructura partidaria real que le permita sostener su proyecto pero con la ventaja de que los que compiten por el poder no logran organizarse, Weretilneck ahora sumó otro frente: la pelea con el medio más importante de la provincia. Está por verse si también podrá zafar de esta a fuerza de suerte y de brujería.
  

Source: Info Politicas RN

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *