Categories El Bolsón

La verdadera historia no es la que se cuenta.

En algunos casos es cierto y en otros como una certeza revelada. Eso es lo que sucede con la senadora Odarda.

La verdad que se le acredita es que siempre se la pasó diciendo mentiras, escondida detrás de un falso interés por el medio ambiente, para ocultar sus negocios inmobiliarios en Viedma. Una verdadera pena, ya que hay todavía muchas personas que siguen creyendo, a pesar de lo tanto que ha dicho y lo poco que hizo. Poco, por no decir nada. Si te preguntás qué hizo Magdalena Odarda por la provincia, la respuesta es nada. Algo como la famosa obra: “Mucho ruido y pocas nueces…” pero, en el jolgorio político eso parece ser una constante. Ya lo demostró María Emilia Soria al venir al Bolsón para no hacer nada y decir una sarta de mentiras.

La joven diputada quiere candidatearse nuevamente, porque parece que cuatro años de saraza no alcanzaron. Pero si obtiene votos de Río Negro, está claro que no serán de El Bolsón, difícilmente se la pueda votar cuando ha dicho tantas mentiras y le ha hecho tanto daño a nuestro pueblo. Pero la cosa está que arde, parece: porque más que nunca, Odarda perdió el protagonismo con el inglesito Lewis.

Desde que comenzó su gestión, se había dedicado exclusivamente a darle al millonario inglés que tiene su estancia en El Foyel. Pero, primero la intromisión de María Emilia Soria y después la confirmación de que se puede llegar al Lago Escondido, caminando, cosa que echa por tierra todas las afirmaciones de Odarda y pone a la senadora en una encrucijada para la que tendrá que inventar un nuevo tema de campaña porque se lo robó Soria. Algunos PJ dicen, menos mal que no está el Gringo (Soria), la hubiera echado como lo hizo cuando se quiso hacer la canchera con el vertedero de Roca. No le quedaron ganas de volver, pobre Odarda.

Pero todo esto es para conformarse con nada. En breve publicaremos la trama oculta entre Odarda y un ex intendente de El Bolsón, con la participación de un ex gobernador y varios funcionarios de la provincia, para hacerse de tierras en la zona de Mallín Ahogado. Así podrás entender el verdadero interés que tiene Magdalena Odarda por el inglés Lewis.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *