Categories El Bolsón

Alas se sentó en la banca del vecino y denuncio varias situaciones.

El siguientes es el momento en que FM Alas hizo uso de la banca del vecino en el concejo deliberante local, ofrecemos el texto leído y los vídeos de la sesión.

El 2 de diciembre del 2016 se realizó la Audiencia Pública por el megaloteo en la Pampa de Ludden.  Durante toda el día FM ALAS transmitió la totalidad de las exposiciones, que en su enorme mayoría se oponían al proyecto e impugnaban la audiencia.  Al final de la jornada recibimos el siguiente mensaje en el teléfono de la radio: “vamos a quemar esa puta radio putos.” Radicamos la denuncia correspondiente en la fiscalía local.  El año pasado durante coberturas de la búsqueda de Santiago Maldonado recibimos una serie de amenazas más, hacia la radio en sí, hacia integrantes individuales y sus familias, y haciéndonos saber que nos están vigilando los movimientos. Todo esto también lo denunciamos.

Ahora, en los últimos 2 años sucedieron otros hechos de violencia y nos parece oportuno repasarlos para ver las reacciones de los gobernantes.

1. En la madrugada del 19 de julio del 2016 alguien le prendió fuego a dos máquinas que realizaban un cableado para la hidroeléctrica de Lago Escondido. El mismo día el intendente de El Bolsón Bruno Pogliano realizó una conferencia de prensa en la que dijo:

“Son hechos repudiables… vamos a tomar cartas en el asunto… Estos hechos vandálicos que no sabemos de qué sector vienen tienen que ser investigados, por lo que vamos a denunciar y seguir hasta las últimas circunstancias… Esto se va a ir resolviendo con el apoyo de la seguridad nacional y provincial, con nuestro gobernador que está al tanto y buscando soluciones… Vamos a investigar hasta las últimas consecuencias.”

Señaló además que ya había hablado con el Ministro de Seguridad de la Provincia, con el gobernador de Río Negro y con la Ministra de Seguridad de la Nación, que el asesor legal del municipio estaba en comunicación con el fiscal local, que ya existía una denuncia de oficio en el Juzgado de Bariloche, y que había convocado de urgencia al Concejo de Seguridad local a reunirse al día siguiente.  Todo esto dijo el mismo día de los hechos.

En menos de una semana este Honorable Concejo Deliberante convocó una sesión especial para aprobar una declaración de repudio y un pedido a la Justicia para que pongan todos los recursos necesarios para esclarecer los hechos.

2. El 1 de agosto del año pasado la Gendarmería Nacional reprimió la comunidad Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen, tirando abajo varias casas y otras construcciones, quemando pertenencias de la comunidad.  Durante el operativo desapareció un vecino de este pueblo, Santiago Maldonado.  Pasaron quince días de silencio oficial hasta que finalmente el intendente emitió un texto que aducía que Santiago había desaparecido “en el marco de las PASO”, sin mencionar que en realidad desapareció en el marco de un operativo de Gendarmería.  En sus dichos obvió totalmente la destrucción perpetrada por la Gendarmería de bienes esenciales para la vida de varias familias, cosa que evidentemente no le molestó, pero sí tomó el tiempo de equiparar la desaparición de un ser humano con la destrucción de una bandera, diciendo:  “De la misma manera que exigimos la aparición con vida de Santiago Maldonado, también queremos repudiar a los inadaptados que quemaron una Bandera Argentina.”

3. El 17 de enero de este año en la Comunidad Las Huaytekas, fue incendiada por completo la vivienda de una anciana como también su galpón. Luego alguien intentó hacer otro incendio muy cerca de otra casa, y alguien entró a otra casa a la fuerza y revoleó todo para llevarse sólo informaciones y materiales sensibles. Nunca se escuchó ni una sola palabra del intendente ni del Concejo Deliberante al respecto.

Podemos seguir nombrando ejemplos, pero no hace falta más para saber donde está la atención de nuestros gobernantes.  Por quien se preocupan, y por quien no.  En qué momentos son capaces de accionar, y en qué momentos se quedan en el molde. Qué cosas dicen, y qué cosas no.  Y que saben muy bien todos lo que dicen y lo que hacen.

Por lo tanto, no nos sorprende que las repetidas amenazas que recibimos en FM ALAS desde diciembre del 2016 no hayan sido investigadas a pesar de que abundan elementos para hacerlo.

No nos sorprende que la impunidad respecto a ese amedrentamiento sistemático haya permitido que pasemos del terreno de la palabra al terreno de los hechos.

No nos sorprende que cuando alguien le prendió fuego a la base de la construcción donde estamos levantando la nueva radio ALAS, el intendente Pogliano no haya dicho nada durante 5 días, aunque lo denunciamos el mismo día tanto en la policía como en decenas de medios locales y nacionales.

No nos sorprende que cuando finalmente emitió un comunicado, sólo habló de “un medio radial local” sin nombrarlo siquiera.  Dijo que repudia la violencia y espera “fervientemente que los hechos mencionados se esclarezcan de forma inmediata en beneficio de los vecinos de El Bolsón.”

Todos podemos “esperar” que se esclarezcan los hechos.  Pero algunos, quienes están al frente de los distintos estamentos del estado, tienen responsabilidades claras de impulsar medidas concretas que conduzcan hacia ese esclarecimiento.  Y viendo los ejemplos que relatamos, el intendente Pogliano sabe bien que sus facultades como mandatario municipal no se limitan a simplemente “esperar.” Y las del Concejo Deliberante tampoco, y uds lo saben.

Sabemos bien que lo que nos pasó ahora tuvo consecuencias materiales mínimas y no las queremos exagerar ni equiparar con los otro hechos que mencionamos. Pero nos preocupa mucho precisamente por la inacción del estado frente a las amenazas repetidas durante casi un año y medio.  Hoy perdimos poco, ¿pero mañana?

No necesitamos que nos vigile la policía bajo el pretexto de “resguardar nuestra seguridad”, necesitamos que se investigue a fondo a quienes nos vienen hostigando. Imaginense que este cuerpo legislativo recibiera multiples mensajes telefónicos que amenazaran con quemar el recinto, y que luego algún día encontraran restos de una fogata debajo de esta ventana.  ¿Pasarían 10 días sin decir nada? ¿A quién le estarían pidiendo la renuncia por su inacción?  Exigimos que nos traten con la misma preocupación con que se tratarían a uds. mismos.

No nos sorprende que ahora que hay un proyecto de repudio en este cuerpo no venga del oficialismo, porque ya vemos que sus respuestas a estas violencias dependen de la identidad de la víctima. Instamos a este Concejo Deliberante, como también a los poderes ejecutivo y judicial, que tomen cartas en el asunto en forma urgente para saber quienes están detrás del amedrentamiento sistemático de FM ALAS, en pos de asegurar activamente que cualquier vecino o vecina de este pueblo pueda realizar sus actividades sin miedo, además de resguardar la libertad de expresión en nuestra localidad. Y advertimos que sus responsabilidades no terminan con un voto afirmativo a esta resolución. Pero un voto negativo nos confirma que sigan siendo cómplices de la impunidad y la violencia.

Asociación Civil ALAS Para la Comunicación Popular
11 de abril 2018

Fuente: Noticias de El Bolsón

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *